15 de septiembre de 2013

Dispensado de ir a misa

Me ha llegado un comentario de Rafa (padre de Íñigo, recién nacido) que estoy encantado de reproducir aquí.

Un comentario muy breve sobre una manera de hablar que se oye respecto de "ir a misa", ...
 Hace unos días, cuando llevamos Ana y yo a nuestro hijo de 4 días a misa, nos dijeron unos amigos que "con bebés uno está dispensado de ir a misa".
Me pregunto si es una expresión acertada, como cuando se dice "¿es precepto, "hay que" ir a misa?"...


Hablar de si "se está dispensado" es hablar de ir a misa por obligación... cuando uno va por devoción y con gusto no hay nada que haga más ilusión que llevar a tu bebé a compartir con todos la mesa del Señor... Y cuando eso es así se hacen todos los esfuerzos (en la medida de las posibilidades de cada uno) por no faltar a esa gran cita semanal.

(Podéis enviarme vuestras opiniones para publicarlas o, directamente, escribir en el cuadro de comentarios. En la entrada anterior sobre la Eucaristía por la paz, hay un comentario muy jugoso)

8 de septiembre de 2013

Ecuaristía por la Paz

La jornada de ayer de oración por la Paz en Siria tuvo una gran repercusión en toda la Iglesia. La convocatoria del Papa Francisco ha significado un punto de inflexión en la conciencia de muchos para dejar claro que los cristianos no creemos en la violencia sino en el Dios de la Paz.
La postura la dejaba muy clara en la carta que envió a Valdimir Putin: "Abandonar la vana pretensión de una solución militar". Aquí tenéis el original del Vaticano: Carta del Papa Francisco a Vladimir Putin

En muchas iglesias se celebraron vigilias de oración, eucaristías, rezos del rosario y cenas de ayuno con pan y agua.
En esta imagen tenéis el altar de la Parroquia de la Ventilla donde nos juntamos muchas personas para pedir a Dios esa paz tan necesaria para  la humanidad.

La primera eucaristía después del verano, ha sido para pedir la Paz en comunidad. En lugar de salir a la calle a hacer manifestaciones, los cristianos pedimos a Dios su fuerza y su luz para poder trabajar cada uno en la construcción de su reino.