29 de diciembre de 2010

El que parte y reparte se queda con la mejor parte

Este refrán castellano ilustra la picaresca del que se aprovecha de su posición de juez y parte para llevarse la mejor tajada de un reparto. Pero en este contexto de la Eucaristía le podemos dar otro sentido más profundo si nos fijamos en el momento de repartir la Comunión.
El sacerdote es el que preside la celebración del misterio de la presencia de Jesús en el pan y el vino, pero para ayudar a que recibamos el cuerpo y la sangre de Cristo suele haber otras personas especialmente escogidas y preparadas.

En las ocasiones en las que he podido distribuir la comunión he experimentado el papel de transmitir a Dios con toda mi limitación. Si te paras a pensarlo te quedas asombrado de que has tenido a Dios en tus manos y de que Él te ha escogido para que lo distribuyas a otras personas.
Todavía recuerdo la ocasión de una misa de pueblo a la que asistí con mis padres y en la que el sacerdote pidió ayuda y me ofrecí para hacer las lecturas. Al llegar el momento de la comunión me pidió que le ayudara a distribuirla y con toda reverencia me dispuse a hacer ese servicio. Cuando llegó mi padre a comulgar y yo le entregué el cuerpo de Cristo me sentí profundamente conmovido. Nunca tuvimos una relación muy comunicativa, pero en ese momento descubrí que la devoción por la Eucaristía era algo que nos unía por encima de todo lo demás. No eramos solo padre e hijo, eramos también hermanos de la misma comunión.

En el funeral por mi madre, que presidió Manolo Matos, viví otro momento especial. Manolo me pidió que le ayudara a repartir la comunión y pude entregar a Cristo a cada una de las personas que habían venido a acompañarnos en esos momentos tan duros y profundos. El haber ejercido este sencillo ministerio me hizo sentirme unido a la familia, a los miembros del Grupo, y a toda la iglesia de una manera muy profunda. El Señor se hace presente cuando te pone a su servicio y caes en la cuenta de que lo haces en su nombre.

Todos los que comulgamos en la misa recibimos el cuerpo de Cristo, pero el que también lo distribuye tiene la oportunidad de experimentarse como instrumento de Dios. Por eso decía al principio que "el que parte y reparte se queda con la mejor parte".

27 de diciembre de 2010

Gloria a Dios en el cielo...


... y paz en la tierra a los hombres que ama el Señor.
Este es el canto por excelencia de la Navidad con el que el ángel animó a los pastores al llevarles la Buena Noticia. Llevábamos cuatro semanas sin poder cantarlo porque el tiempo de Adviento es una preparación para la gran alegría, como el que se guarda la mejor botella de vino para la comida más especial.

En la Eucaristía de la Navidad que celebramos el pasado 24 de Diciembre pudimos cantar nuestra versión del Gloria con todo el sentido. Dar gloria a Dios significa reconocerle la importancia que se merece, ponerle en su sitio como lo más grande de nuestra vida. Por eso los pastores al escuchar este canto se pusieron en marcha para conocer la manifestación de Dios en algo tan pequeño como un recién nacido.


Los niños de catequesis representaron la obra de los Cuatro Reyes Magos y todos disfrutamos de la Eucaristía más entrañable y familiar del año. El Señor sigue naciendo todos los años en nuestros corazones para iluminar nuestro camino.

10 de diciembre de 2010

La mejor celebración...


No se trata de decidir cual de las Eucaristías que celebramos es la mejor de todas. A algunas personas les habla el Señor en unas ocasiones y a otras en diferentes circunstancias. El Espíritu sopla de manera imprevista porque es el Señor el que se acerca a nosotros aunque pensemos que somos nosotros los que tomamos la iniciativa.
Pero cuando celebras repetidamente la Eucaristía en comunidad hay algunos momentos especiales en los que se refleja mejor la vida del Grupo. Los seres vivos nacen, crecen, se reproducen y mueren y algo parecido ocurre con esto. El momento en el que unos miembros deciden celebrar su Confirmación en la fe dentro de la comunidad es cuando percibes en primer plano que el Grupo está vivo porque el Señor sigue llamando a la puerta de cada uno.

El rito de la imposición de las manos sigue siendo el más emocionante y se vive de manera especial si está acompañado por el canto "Ruah" (Espíritu) Esta es la grabación del canto en la propia ceremonia. Os dejo uno de los comentarios que me han llegado de vosotros sobre las Confirmaciones que celebramos el pasado 28 de Noviembre:
"Como te comenté el lunes, la música que hicimos en las confirmaciones me pareció espléndida. Muy adecuada la selección y los arreglos. No tanto por la calidad musical (afinación, volumen de los distintos elementos, entradas y finales correctos, etc.) que también. Sobre todo por la transmisión de emociones, climas, matices y en definitiva estado de oración. En especial el "Ruah" fue algo grande; esa tensión del crescendo y acelerando entraba por los oídos en el alma hasta percibir que el Espíritu estaba "meciéndose" sobre la Iglesia. Los demás estábamos "estre-meciéndonos".

NOTA: He añadido en los enlaces relacionados (a la derecha) el Tablón Univeristario para los que no lo conozcáis. La entrevista a Manolo Matos es una delicia.

20 de noviembre de 2010

Pange Lingua (Que la lengua cante...)


El canto ha sido siempre la mejor manera de expresar la adoración a la Eucaristía. Ya hemos hablado aquí de la adoración al Santísimo Sacramento y del canto Adoramus te de Taizè, pero hoy vamos a hablar de otro canto muy conocido en latín del que mucha gente desconce su significado en español, el Pange Lingua.
Este himno compuesto por Santo Tomás de Aquino tiene una versión en latín que hemos incorporado en nuestro cancionero y que ya cantaba el grupo Mocedades en los años 70. En alguna ocasión hemos procurado incluir la traducción para poder apreciar la belleza del texto y poder hacer oración con el significado.

Hoy os traigo aquí una versión en español del Pange Lingua, del grupo alicantino Sal y Luz, en su disco Pan de Vida.
Os dejo con el texto y la música para que disfrutéis:


Pan de Vida
Que la lengua humana cante este misterio:
la preciosa sangre y el precioso cuerpo.
Quien nació de Virgen Rey del Universo,
Por salvar al mundo dio su sangre en precio.
Se entregó a nosotros, se nos dio naciendo
de una casta Virgen; y, acabado el tiempo,
tras haber sembrado la Palabra al pueblo,
coronó su obra con prodigio excelso.
Fue en la última cena - ágape fraterno -
tras comer la Pascua según mandamiento,
con sus propias manos repartió su cuerpo,
lo entregó a los doce para su alimento.
La Palabra es carne y hace carne y cuerpo
con palabra suya lo que fue pan nuestro.
Hace sangre el vino, y aunque no entendemos,
basta fe si existe corazón sincero.
Adorad postrados este Sacramento.
Cesa el viejo rito. Se establece el nuevo.
Dudan los sentidos y el entendimiento:
que la fe lo supla con asentimiento.
Himnos de alabanza, bendición y obsequio;
por igual la gloria y el poder y el reino
al eterno Padre con el Hijo eterno
y el divino Espíritu que procede de ellos.

1 de noviembre de 2010

Acercar el altar al pueblo

El lugar de la celebración de la Eucaristía tiene gran importancia a la hora de acoger a la comunidad que la celebra. La semana pasada celebramos una Eucaristía preciosa en casa de Agustín y Conchita unas doce personas y después cenamos alegremente como la comunidad que está unida compartiendo su fe.

Con un número pequeño de personas es posible sentarse alrededor de la mesa en una casa acogedora. Cuando pasamos de doscientas personas hay que celebrar en una iglesia que de cabida a todos. Pero para celebrar una Eucaristía en grupos no muy numerosos hay que ser imaginativos y adecuar el local a las necesidades.

Hoy os traigo un ejemplo de la Iglesia de Guadalupe. Los que la conocéis sabéis que caben más de mil personas y, en fechas como la vigilia de Resurrección, se llena por completo. Pero los domingos en misa de doce no pasan de cien personas y la iglesia les venía grande. Por eso han decidido acercar el altar al pueblo.
Como veis en la foto, han hecho una plataforma móvil adaptada a los escalones para poner un altar pequeño justo delante de los bancos. Han alargado los cables de los micrófonos para que lleguen hasta allí. Y han hecho unos pequeños biombos de papel decorado con colores que esconden el altar mayor y delimitan un espacio más reducido y acogedor.
Ahora la gente se sienta solo en los bancos que están cercanos a este nuevo altar y el ambiente es más recogido y fraternal.

Con sencillez, un poco de imaginación y un presupuesto reducido se pueden hacer adaptaciones que nos permitan celebrar la Eucaristía en un ambiente acogedor.

26 de octubre de 2010

Eucaristía de Acogida y Envío


Siempre celebramos la Eucaristía para recordar la muerte y resurrección de Jesucristo, pero también aprovechamos para iluminar los momentos importantes de la vida y de la comunidad.
En este caso se trataba de comenzar el curso con buen pie, poniendo la comunidad en manos del Señor, acogiendo a los que quieren participar de la fe dentro del grupo y sintiéndonos enviados por Dios a proclamar su Reino durante este curso.
El pasado día 16 celebramos esta Eucaristía en la que disfrutamos de momentos tan importantes como la imposición de las manos a los que se incorporan a la comunidad tanto desde el grupo de Universitarios como desde el grupo de Acogida. El canto que acompañaba este momento era el 121 de nuestro cancionero: Ruah, Ruah, Ruah. No es el poder ni es la fuerza, sino el Espíritu de Dios.

Tuvimos la oportunidad de celebrar la eucaristía en la capilla del colegio Jesús María de Juan Bravo. No es la iglesia ideal para mi gusto por la decoración recargada y la incomodidad del acceso. Pero por fin pudimos levantarnos y sentarnos con comodidad para realzar con nuestros gestos los momentos de la misa. Pudimos acercarnos a recibir la comunión en una procesión. Pudimos sentarnos en bancos laterales que rodeaban al altar y colocar al coro en un sitio amplio. Pudimos, en definitiva, dar otro aire a las celebraciones reuniéndonos en un lugar que no sea ni un teatro ni una sala de conferencias.

16 de octubre de 2010

Presencia y adoración


La presencia del Señor en la Eucaristía es una fuente de agua viva. Pero no solo en la celebración sino también con su reserva en el sagrario. Esta presencia es tan grande que nos inspira el sentimiento de adoración que durante muchos siglos ha complementado la devoción a la Eucaristía.
En la carta de Benedicto XVI Sacramentum Caritatis, de la que ya hemos hablado aquí, hay un párrafo para explicar la relación entre la adoración y la piedad eucarística: "La adoración fuera de la santa Misa prolonga e intensifica lo acontecido en la misma celebración litúrgica".

En la última tanda de ejercicios con Sergio pudimos dedicar cada noche un rato de oración a la adoración del Santísimo Sacramento, la presencia de Jesús entre nosotros. Entre cantos, oraciones y silencios el Señor nos iba hablando a cada uno de cómo seguirle en el día a día, y nosotros, desde nuestra pequeñez, sólo podíamos adorarle.
El canto más adecuado que conozco para esto es el Adoramus te de Taize que se puede prolongar durante tiempo indefinido, dejando que el alma se repose en el regazo del Señor. Todavía recuerdo la Pascua que celebramos en Taizé de universitarios donde aprendí esta canción y donde ví que durante toda la noche se estuvieron turnando grupos de jóvenes para cantarla adorando a Dios.

3 de octubre de 2010

También hay misas a diario

¿Quieres saber donde?. Hay una página web dedicada a ayudar a todos a encontrar un lugar donde asistir a misa. En Misas.org puedes encontrar los horarios de misas en más de 13.000 templos. Ya tienen registradas 47.513 misas y subiendo...
Se basa en la colaboración de los párrocos y feligreses que notifican los horarios que tienen en cada iglesia.  Si estás de viaje un fin de semana y quieres tener la oportunidad de celebrar la Eucaristía no dejes de visitar la página para localizar un templo en la zona donde vayas a estar. A veces no están muy actualizados por lo que recomiendo una llamada por teléfono para confirmar la misa.

Si quieres ir a misa entre semana y no sabes donde puede haber una iglesia con un horario que te encaje, esta es la página ideal. Puedes localizar todos los templos que hay en el camino de tu casa al trabajo y ver si levantándote media hora antes puedes aprovechar para encontrarte con el Señor. Si al final del día no tienes ninguna reunión y te queda un rato antes de la hora de cenar, el milagro de la presencia de Jesús te está esperando para regalarte su gracia.

27 de septiembre de 2010

La Eucaristía para celebrar los acontecimientos de la Comunidad

Ayer celebramos una Eucaristía preciosa en la que Sergio conmemoraba los 15 años en la Compañía (que coincide con los 57 de Manolo Matos). Con todo el sentido, Sergio nos recordaba que lo importante es fijarse en el Señor (mirarle a Él), que es al que hay que agradecer estos acontecimientos.
Nos invitó a toda la Comunidad y allí estuvimos muchos, desde los bachilleres hasta los mayores llenando la parroquia del Pozo.
Este curso vamos a tener más oportunidades de reunirnos a celebrar la Eucaristía en la Comunidad. Los acontecimientos son diversos, pero el Espíritu del Señor se derrama en todos ellos y cualquier oportunidad es buena para ponerse a tiro.
Os pongo las fechas y los enlaces para poner las citas automáticamente en el calendario electrónico, agenda, Outlook, etc.
·         Eucaristía del Envío.
·         Confirmaciones.
·         Navidad.
·         Miércoles de Ceniza.
·         Primeras Comuniones.
·         Misa Fin de Curso.

7 de septiembre de 2010

Hambre y sed de Tí


Hay una canción del grupo Ain Karem que nos explica la necesidad de la Eucaristía. La introducción del disco y la letra de la canción son una maravilla:
Contemplando a Jesús, que se entrega y se nos regala en la Eucaristía, podemos llegar a experimentar el deseo de Él, de su Alimento, de su Vida.
La contemplación de nuestro mundo sufriente también provoca esta sed desgarradora. Sólo Tú, Señor, puedes saciar nuestra hambre y nuestra sed de Justicia y de Amor.
DANOS DE TU PAN, DANOS DE TU VINO.

Hambre y sed de Tí
Dame de tu Pan, de tu Cuerpo compartido
dame a beber de tu Sangre vertida en amor
y hazme una en ti, párteme contigo
repárteme entre quienes tienen hambre y sed
Hazme una en ti , párteme contigo
repárteme entre quienes tienen hambre y sed de ti
Tengo hambre de ti, siento sed de tu justicia,
ante el dolor de mi pueblo,
ante el llanto de mi gente
ante el temor a la muerte
tengo sed, tengo sed de ti

11 de agosto de 2010

La Misa y la misión.


The Holy See
Hoy toca hablar de un documento imprescindible que no podía faltar en estos comentarios sobre la Eucaristía. Y no me refiero la entrada en la Wikipedia (que resulta curiosa) sino a la exhortación apostólica Sacramentum Caritatis. Es un documento realizado por el Papa Benedicto XVI, que reúne las propuestas del Sínodo de Obispos del 2005. 
Da gusto leer un documento con tanto fundamento sobre el tema y con un esquema que os da una idea de la intención:
  1. Eucaristía, misterio que se ha de creer
  2. Eucaristía, misterio que se ha de celebrar
  3. Eucaristía, misterio que se ha de vivir
La misa no se termina con el "Ite, missa est". Os copio la frase: "En este saludo podemos apreciar la relación entre la Misa celebrada y la misión cristiana en el mundo. En la antigüedad, « missa » significaba simplemente « terminada ». Sin embargo, en el uso cristiano ha adquirido un sentido cada vez más profundo. La expresión « missa » se transforma, en realidad, en « misión ».
Os animo a que dediquéis un rato a leerlo. El asombro por la presencia de Jesús entre nosotros no puede dejarnos indiferentes.

28 de julio de 2010

La Eucaristía (Católica = Internacional)

He tenido la oportunidad de asistir a la Misa Internacional que se celebra los Domingos en la catedral de Notre Dame de Paris. Es una alegría comprobar la cantidad de personas de todo el mundo que comparten la misma experiencia, Jesús el centro de nuestra vida.
En la Eucarístía participó un coro de jóvenes albaneses que estaban de paso por París. Pero también hubo una persona dirigiendo a la comunidad para que todos cantáramos algunos cantos. Nos repartieron un folleto precioso con las lecturas en varios idiomas y un par de partituras con cantos de Taize en latín y en francés.

La iglesia estaba a rebosar, pero no de turistas, sino de personas que celebraban con nosotros. Hay algo por encima de la cultura y de la historia y es el propio Jesús que nos convoca.
Hasta las sillas me parecieron atractivas y no me resistí a hacerles una foto. Eran sillas cómodas, anchas, de madera y que de manera fácil y sencilla se podía unir o separar. Este sistema es de lo más versátil para poder reuinir a las personas en torno al altar, hacer bancos corridos, o adaptar la longitud de los bancos a la necesidad del momento.


11 de julio de 2010

¿Cuál es el término medio?

La colaboración de los laicos en la preparación de una Eucaristía siempre es un tema conflictivo. Y no porque los curas protesten o impidan la colaboración sino porque los propios laicos tienen opiniones variadas y lo que a unos les parece apropiado, a otros les estorba y distrae.
Algunas de las posibilidades que hemos visto en este blog como las misas rockeras o la danza litúrgica suelen tener detractores en las personas mayores y más conservadoras, pero grandes defensores en los jóvenes y en los más innovadores. ¿Cómo encontramos el término medio donde dicen que está la virtud?
En este camino de búsqueda tenemos que avanzar dando bandazos como el péndulo de un reloj para ir descubriendo donde está el medio. Os voy a contar uno de estos bandazos que vivimos en mi promoción cuando éramos universitarios.

Estudiábamos a diario en el Círculo y, aprovechando que había una sala dedicada a capilla, propusimos celebrar una misa entre semana. Jaime se acababa de ordenar en Roma y, con la agenda despejada del recién llegado, se ofreció a celebrar con nosotros la Eucaristía todas las semanas. No solíamos prepararla demasiado pero en una ocasión echamos el resto:
Uno de nosotros empezó con una introducción, siguió con la señal de la cruz y leyó una oración sobre el perdón. Después hicimos las lecturas y nos encargamos nosotros mismos de la homilía compartida. A continuación hicimos una profesión de fe entre todos y, al acabar le dijimos a Jaime: nosotros ya no podemos seguir solos, te cedemos el turno para que continúes tú con la consagración.
A pesar de semejante osadía, Jaime aceptó todo el proceso sin comentarios y continuó la celebración de la Eucaristía donde la habíamos dejado nosotros.

Ahora nos parece un exceso de protagonismo, pero en su momento nos movían los ardores de la juventud...

2 de julio de 2010

Danos nuestro pan de cada día

He leído un texto en la revista Magníficat de J.I. González Villanueva donde plantea un dilema interesante: como se explica la contradicción entre la frase de Jesús: "No andéis agobiados por la vida, pensando qué vais a comer..." (Mt 6,25), y la petición central del Padrenuestro "danos nuestro pan de cada día".
Y todavía más: "Yo soy el pan de vida; el que viene a mí no tendra hambre" (Jn 6, 32) ¿Cómo seguir pidiendo el pan material depués de una frase así?.
La explicación que nos da es: La mayoría de los santos Padres de la Iglesia han interpretado el pan de cada día referido a la Eucaristía, el pan de la vida eterna que se nos da en la santa Misa.

El artículo completo lo podéis leer en este enlace.

23 de junio de 2010

Cuerpo y Sangre (de Siro López)

Esto de escribir sobre la Eucaristía es toda una responsabilidad. Sois muchos los que me habéis proporcionado, comentarios, artículos, libros, canciones, etc.y me gustaría agradeceros vuestro interés reseñando todo lo que nos acerque más a la Eucaristía.

En este caso se trata de un libro de Siro López en el que se recogen artículos de muchas personas conocidas glosando la Eucaristía a partir de lo que les sugieren imágenes provocadoras. Algunos nombres de los colaboradores os darán ya ganas de comprarlo: Dolores Aleixandre, Hans Kung, Leonardo Boff, Marciano Vidal , José Luis Sicre, Rogoberta Menchú, Pedro M. Lamet, etc...
Más información sobre el libro podéis leer en este enlace. Os transcribo parte del artículo de Marciano Vidal comentando la imagen que véis al lado:

Me he dejado "llevar" por el primer impacto de la imagen que contemplo. La primera reacción ha sido de rechazo. ¿Por qué? Porque he sentido una punzada en el ápice del alma, allí donde el espíritu es más sensible. He visto que se me ha querido trucar el código del don, que es el del pan compartido y el del vaso que une en torno a una mesa, por el sistema del juego que, aún lo más sagrado, lo cambia por el oro del dinero o por la copa del triunfo...
...La Eucaristía es el sacramento primordial, total y abarcador de todos los demás porque es la expresión y la realización del don. Se construye la vida cuando se vive la Eucaristía. Por el contrario, cuando prevalece el sistema del juego -la contrafigura de la Eucaristía- se están proyectando sistemas de muerte. Esto es lo que va del "código del don" al "sistema del egoísmo"; esto es lo que va del pan compartido y del vaso que une al oro del dinero y a la copa del triunfo.

19 de junio de 2010

CELEBRAR. Como saborear la celebración eucarística

Es el título de un libro de João Batista Libanio, jesuita de Brasil, publicado en la editorial San Pablo.

Repasa los símbolos de la liturgia eucarística para ayudar a profundizar en el misterio. Os dejo un párrafo muy significativo de lo que tendría que hacer un equipo de liturgia:
Una celebración apresurada no permite que las personas saboreen la simbología litúrgica. Esta incapacidad para hacerlo pone nerviosos a los fieles y hace que quieran salir cuanto antes del templo. Pero también se puede prolongar una celebración litúrgica hasta el aburrimiento, cuando se multiplican en exceso las palabras, las introducciones y comentarios de lo evidente o los cantos ruidosos e interminables. Es importante que haya tiempo y silencio para poder saborear la riqueza simbólica de la liturgia y no perderse en farragosos discursos, especialmente con interminables homilias moralizadoras que el predicador no sabe muy bien como terminar. Los grupos de liturgia, que preparan y orientan las cebraciones, tienen que mantener el equilibrio entre palabras, gestos, canos y silencios y ajustarse al espíritu de la celebración. Resulta molesta la falta de armonía entre estos elementos y los símbolos ajenos a la celebración o a la sensibilidad humana.

15 de junio de 2010

¿Quién debe proclamar la Palabra?


En la Asamblea pasada surgieron distintas opiniones sobre la manera de hacer las lecturas en la misa y la capacidad de las personas que lo hacen.
La proclamación de la palabra de Dios no es una simple lectura, pero tampoco necesitamos locutores profesionales.
Os dejo un enlace a un bello testimonio del Grupo IXCIS que nos iluminará mucho sobre este aspecto.
Son dos minutos para escuchar disfrutando:
Lectura del Salmo 23(22) "El Señor es mi pastor"

(Botón izq->escuchar, botón dcho->descargar)

13 de junio de 2010

Eucarístía de Fin de Curso 2010


Ayer sábado celebramos la Eucaristía de Fin de Curso de nuestra comunidad. Fue una ceremonia preciosa, preparada con cariño por los miembros del consejo de pastoral. Desde la introducción a la acción de gracias pudimos disfrutar de una comunidad unida en torno al Señor, en la mesa del pan y de la palabra.
Os dejo en este enlace el texto del ofertorio en el que los bachilleres dijeron algo tan bonito como: "Señor, desde el Grupo de Bachilleres queremos ofrecerte lo que para nosotros es el centro de cada semana: la Eucaristía que compartimos cada sábado en comunidad."
También os dejo el enlace del canto nuevo que cantamos en la comunión: "Te seguiré".
Terminamos con un símbolo precioso en el que los presidentes salientes de mayores, jóvenes y universitarios entregaron una vela encendida a los nuevos presidentes, simbolizando la luz de Cristo resucitado que nos ilumina en su servicio.
Tenemos que dar gracias a Dios por los curas que nos acompañan y en este caso por Sergio, que nos transmitió la presencia de Jesús entre nosotros.

5 de junio de 2010

Una película para el Corpus Christi

Acabo de ver la película "La última cima" que han estrenado estos días en el cine aprovechando la celebración del Corpus Christi y he salido con el corazón esponjado.
En el siglo XVI tenían que conocer las vidas de santos en los libros pero hoy podemos verlas en películas. Este documental nos acerca a un sacerdote que ha transmitido el mensaje de Jesús con su vida.
Os dejo el vídeo de introducción por si queréis verlo, os entra la curiosidad y acabáis yendo al cine.

La descripción de la Eucaristía que hacen en la película no tiene desperdicio: El protagonista lleva una vida extremadamente ocupada. ¿Y de donde saca la energía para todo lo que hace?. Consume una sustancia adictiva que le da fuerza en todo momento. Esta sustancia está prohibida en algunos países y mucha gente que la consume lo mantiene en secreto por vergüenza. El propio protagonista es a la vez productor y distribuidor de la sustancia...

2 de junio de 2010

Celebración de la Eucaristía en la Asamblea


El pasado domingo día 30 celebramos la Asamblea y disfrutamos de la Eucaristía al final de la jornada.
Fue una preciosidad que tenemos que agradecer a todos los que participaron en ella y a los que la prepararon con tanto mimo. Empezando por Sergio y la decoración del altar y acabando con los niños que danzaron con nosotros en la acción de gracias.
Os dejo en este enlace el documento con los textos de las introducciones, peticiones y ofertorio.
Aquí podéis ver de nuevo el vídeo del salmo 139 con algo más de calidad.
También os dejo el enlace de la música que escuchamos durante la danza.
Los cantos están en los "Enlaces relacionados" que tenéis a vuestra derecha.

27 de mayo de 2010

Aportación de Roberto Penas

Me ha parecido entender, por tus comentarios, que das por hecho que el actual sistema de cantos (sin coro, y haciendo que sea directamente el pueblo el que cante) es de por sí deseable en si mismo, y el que quiere la mayoría de la gente. Y eso no me parece correcto. Una cosa es que tú, como director, emplees el sistema que te parezca más conveniente (que para eso eres el director) y otra que eso sea lo que realmente quiere la gente; y de esto último no estoy nada convencido. Yo creo que hay un grupo de gente (de no más del 15%, pero que se hacen oír muy claramente, dando la impresión de que son más de los que en realidad son) que quieren cantar, que no les importa nada la calidad y que no quieren oir cantar ni tocar a ningún coro. Luego hay otro 15% (entre los que me incluyo) a los que si les gusta que el coro haga cosas que suenen bien y que solo sean para escuchar (estos somos en general más discretos y tímidos). Y luego está la gran mayoría, un 70%, que es realmente indiferente en el tema de la música, porque entienden (con buen criterio) que la música no es lo fundamental en una eucaristía y, por tanto, aceptan sin más el sistema musical que se siga, sea el que sea. De hecho, en los actos grandes, es habitual que más de la mitad de la gente ni cante ni mueva los labios, por lo que me parece demasiado atrevido afirmar que "la gente lo que quiere es cantar". Por eso, si lo que se quiere es legitimar y establecer el sistema actual como definitivo y deseable, sería bueno que la asamblea lo aprobase en una votación.
Se ha repetido con insistencia que "la calidad no es importante", y yo creo que eso hay que matizarlo. Si en un baremo de calidad entendemos que 100 es el máximo y 0 es el mínimo, estamos de acuerdo en que no tiene ningun sentido pretender un nivel de 100 (eso solo tiene sentido para los músicos profesionales, los cuales, si no dan ese nivel máximo, simplemente nadie les contrata...). No nos engañemos, la música no es lo fundamental en una eucaristía; es más, opino que ni siquiera es importante, sino que es algo accesorio. Por tanto, a la música se le debe aplicar el "principio y fundamento", esto es, debemos usar de ella en tanto nos ayuda al fín, y prescindir de ella en tanto nos aleja de ese fín. Y evidentemente, la búsqueda de la calidad por la calidad (ese nivel 100) no nos ayuda al fín, preo tampoco una calidad de cero lo hace, pues en ese caso, si la música es mala entonces resultará hasta incluso desagradable de oir y, lejos de ser un servicio que se hace a la conmunidad, es casi un perjuício. Cuando se dice que "la calidad no es importante", en el fondo, el mensaje que se está transmitiendo es que "el nivel de calidad de referencia es cero", y entonces, dudo mucho de que realmente esté contribuyendo al fin que se pretende, pues en ese caso, unos de motu propio darán un nivel de 30, pero algunos lo darán de -20, y esto último creo que ya no es aceptable. Por eso, lo ideal es un nivel de calidad intermedio, no se pretende que sea altísimo, pero si que sea digno. Si la música no es como mínimo agradable de escuchar, ¿para qué nos vale?. El nivel de calidad debe ser, ni más ni menos, que el adecuado, lo mismo que cuando se redacta una crónica, se edita un TI, o se elabora un documento. No se trata de que estos tengan una calidad deslumbrante, sino de que tengan un mínimo de buena redacción y edición de modo que sean sencillos, cómodos y agradables de leer y que se entiendan. Lo mismo debería ocurrir con la música, ni más ni menos.

18 de mayo de 2010

Aportación de Ana Olivares

Cuando yo estaba en el colegio hace muchos, muchos años, celebramos una Eucaristía en una sala, sentados alrededor de una mesa. Era la primera vez que yo asistía a una Eucaristía así y no me dijo nada, echaba de menos la solemnidad de la iglesia templo, los momentos de pie y de rodillas, la campana, el recogimiento, el órgano… era a lo que estaba acostumbrada y me parecía que lo otro era frío y no me decía nada.
Pasaron los años y cada vez asistí a más Eucaristías tipo la primera y llegaron a parecerme las auténticas, vividas con mi comunidad, las que antes me gustaban ahora me parecía que eran frías, la gente no se conocía, no interactuaba, no participaba.
Ahora me gustan las eucaristías en el grupo, en casa, en la iglesia, en latín, en aranés, con cantos o sin ellos, porque para mí es el momento en el que todos los que allí estamos le ofrecemos a Dios lo que somos y tenemos y Él de una manera misteriosa pero real nos lo devuelve transformado. Eso que somos y tenemos se convierte en gracia. Cuando salimos estamos más alegres, más fuertes, más capacitados para amar porque Dios por medio del sacerdote y gracias a Jesús se hace presente. No sé si esto que digo es teológicamente correcto pero para mí lo importante es que ha habido un ofertorio, una consagración, y una comunión.
Los cantos, la decoración, la forma de colocarse, la luz ambiente…., todo eso puede ayudar, pero también, estorbar. Lo importante es que sepamos qué es lo que ahí esta pasando y que lo vivamos como un momento de gracia muy especial.

16 de mayo de 2010

Nuestros jóvenes necesitan impactos de fe

Este es el título de un artículo que ha publicado en la revista Vida Nueva el sacerdote catalán Joan Enric Reverté, más conocido como Padre Jony. Lleva muchos años dedicado a integrar la música de los jóvenes, "Rock" y "rap" en las celebraciones litúrgicas de su diócesis de Tortosa y podéis ver los vídeos de sus canciones en Youtube.
El texto del artículo lo podéis leer en este enlace.
Cualquier camino es bueno para acercarse al Señor.

6 de mayo de 2010

Otra liturgia es posible

Lucía Galache dirige un grupo de danza litúrgica en la parroquia del Pozo y quiere divulgar esta manera de hacer oración. Nos envía un escrito de Mª JOSÉ SOTORRÍO BÁRCENA, monja trinitaria en el monasterio de Suesa compartiendo su experiencia de la incorporación de la danza a la liturgia.
Es una alegría ver las diferentes maneras como el Espíritu reparte sus dones.
Lo podéis leer en este enlace

28 de abril de 2010

Propuesta de Menchu Bragado

- Celebraciones conjuntas CGCL. Quitando la misa de Nochebuena, quizá las fechas no son muy significativas, principio del curso-envío y final de curso. No sería más oportuno por ejemplo celebrar Pentecostés, incluso por la noche, como fecha litúrgica de casi final de curso. A principio de curso no he buscado nada y ya se sabe lo que tiene el tiempo ordinario, pero por ejemplo este año se celebra el 5º centenario de S. Francisco de Borja (28 de octubre por caer en domingo). En definitiva me parece bueno buscar fechas litúrgicas fuertes o fechas ignacianas.
- Respecto a la Eucaristía de ejercicios. Existe una gran diferencia si se tiene cantos (dirigidos o animados con guitarra u otros instrumentos) o si no se tiene. ¿se podría pedir el organizar un servicio a las tandas en este sentido?. Los acompañantes de ejercicios nos organizamos aparte de nuestros ejercicios, pero en este caso, no sería necesario pues supongo, tú lo sabes mejor, que no distrae en demasía.

Propuesta de Teresa Clot

Teresa nos propone unas preguntas para el guión que ayude a dinamizar la discusión de la Asamblea sobre la Eucaristía:

-¿Es importante la Eucaristía para la vida del Grupo?
-¿Debería ser un tema muy importante en el grupo de Acogida?
-¿Debería crearse un Equipo de Liturgia para ayudar a los grupos encargados de la Eucaristía, tanto en los Actos de Promoción como en los Actos comunes ?
-¿Hace falta una pedagogía que nos enseñe la importancia de los cantos?
-Si la Homilía = Compartir la Palabra ¿podríamos , en ocasiones, que la Homilía no fuese solo el comentario de los sacerdotes celebrantes

Resumen de la reunión del 22 de Abril

Empezamos la reunión haciendo una pequeña oración con el evangelio del día. Se trataba de Jn 6, 44-51 “…Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo”. Un texto muy apropiado para orientar el objetivo de este grupo: promover la Eucaristía en la Comunidad.
Dedicamos una primera parte a recordar algunos aspectos importantes que ya se habían tratado:
- Los curas que presiden la Eucaristía tienen que aprovechar para dar catequesis explicando la liturgia y sus símbolos.
- Los que preparen la Eucaristía deben de pensar en hacer participar al pueblo. La Eucaristía la celebramos entre todos.
- Las introducciones y acciones de gracias de dos folios de duración no ayudan nada a la participación
- Sería muy útil tener un equipo de liturgia que vaya dando pautas para las preparaciones y ayude a dinamizar las celebraciones.
- Hay distintas propuestas para facilitar la misa de los domingos en la comunidad. En una parroquia, en una misa de niños, en una misa para las comunidades ignacianas, etc.

A continuación comentamos los posibles horarios para el día de la Asamblea y acordamos una propuesta que plantee los menos problemas posibles:
14:00 a 15:30 Comida
15:30 a 16:30 Reunión en Asamblea sobre la Eucaristía en la Comunidad
- Exposición para animar a la gente a participar y celebrar las Eucaristías (20 min. M.A. de Juan)
- Tiempo de discusión con un guión de preguntas previas (40 min. en Asamblea)
16:30 a 17:00 Descanso o ensayo de cantos en la Iglesia (a elegir)
17:00 a 18:00 Eucaristía en la Iglesia

También hicimos una primera aproximación a lo que vamos a preparar en la Eucaristía:
- Preparación de la Iglesia (Maribel Cique y Barto). Colocación de los asientos “alrededor del altar”, flores, iconos, velas, etc. El domingo 2 de Mayo nos acercaremos al Escorial a la misa de 12:30 para estudiar posibilidades.
- Preparación de cantos. El jueves 29 tenemos una reunión de los encargados de cantos de mayores, jóvenes y universitarios para intercambiar canciones y preparar los cantos de esta Eucaristía.
- Proclamación de la Palabra (María Rosa Sanz y Teresa Clot) .Se encargarán de la primera y segunda lectura. El Salmo trataremos de proyectarlo con el vídeo que ya hemos visto.
- Ofertorio, peticiones. Comentamos las posibilidades de hacerlas desde los bancos o improvisadas aunque quedó sin decidir.
- Acción de gracias o bendición. Lucía Galache preparará una danza litúrgica sencilla para que todos participemos con nuestro cuerpo en uno de estos momentos.

Quedamos en volvernos a reunir el Martes 4 de Mayo a las 20:00 en Maldonado para redactar el guión de las preguntas y continuar con los detalles de preparación de la Eucaristía.

8 de abril de 2010

Propuesta de Inés Serrano (P-100)

He pasado éstos días en Toro, celebrando la Pascua junto a jóvenes que ya somos algo más mayores de la edad universitaria, organizada por Fernando Gálligo Sj.
La mayoría de la gente forma parte de una comunidad de reciente creación, la Comunidad Padre Arrupe. Gran parte de ellos fueron de Francisco Javier cuando la universidad y ahora, de manera espontánea y fruto de la búsqueda, ha nacido ésta comunidad.
Acostumbran a celebrar la Eucaristía en la parroquia de la Ventilla, la que está cerquita de donde viven unos cuantos jesuitas.
El domingo según volvimos de la Pascua querían ir, y me invitaron. ¡Cantan genial, ensayan mucho y resulta una maravilla!

Allí me encontré con Tachi Sj y charlamos un rato. La conversación fue larga, así que resumo. Le conté de la pascua, de la gozada que a veces es salir de la Comunidad de siempre y recibir de otras personas, hablamos del Grupo, de la Asamblea, de la Eucaristía.
Me decía que él y otros más que son habituales de esa misa, y que también acompañan grupos pequeños de la Comunidad Padre Arrupe, desean que esa misa de las 20:00 los domingos en Ventilla pudiera llegar a ser un espacio de convergencia para personas de Espiritualidad Ignaciana de diferentes comunidades.

Yo por mi parte le conté que uno de los bloques de la Asamblea es la Eucaristía, y que ésta invitación puedo hacerla llegar.
Ambos veíamos que es en espacios así, de encuentro, donde surgen iniciativas que a menudo no son posibles en reuniones tipo comite, mesa, sillas alrededor y vamos a ponernos a pensar, de las que a veces ellos tienen para ir orientando asuntos por ejemplo en relación a jóvenes.

La idea sería, tal vez, que un domingo al mes alguien la preparara. Sin presiones, sin imposición, de manera voluntaria. No como sustitución de nuestra misa de los lunes.
Se trataría de un lugar diferente. Es algo distinto. Alguna promo que lo desee...algo así...

Resumen de la reunión del pasado 16 de Marzo

Algunos me habéis pedido el resumen de lo que se habló en la pasada reunión y aquí os dejo mis notas sobre los temas más importantes. En las entradas anteriores del blog podéis ver el vídeo y la grabación que pusimos en dicha reunión.

El vídeo del Salmo 139 es un ejemplo de cómo se pueden presentar las lecturas de una manera que te absorba la atención y te llegue mejor el mensaje. Comentamos que los salmos siempre son un bálsamo para el alma y se podían poner al principio de la misa para sosegar el ánimo y empezar con buen pie. Podría resultar más ameno que algunas introducciones excesivamente largas.

En profesionales jóvenes se probó durante una temporada a empezar por la misa y tener después la conferencia. Pero la experiencia no resultó positiva y se volvió al sistema original. Lo que ocurrió es que la gente seguía llegando tarde y durante toda la misa estuvo entrando gente. Resultó peor el remedio que la enfermedad.
Otra experiencia de Jóvenes es que actualmente no preparan la misa. Se limitan a leer las lecturas y alguna vez las peticiones. De esta manera es más corta y pueden llegar antes a casa para facilitar la vida familiar.

Vemos que cada vez hay más gente que no se preocupa de ir a misa los domingos. Se piensa que puede haber distintas razones pero lo mejor sería hacer una encuesta para saber de verdad lo que opina la gente.
Una solución sería una misa de domingo preparada por el Grupo que resultara atrayente. El ejemplo de la parroquia de los mejicanos es significativo por la fidelidad de la gente que atrae. Tienen un equipo de liturgia que prepara cada misa. Vamos a preguntarles como se organizan y aprender de ellos.

Sería interesante que durante las misas se nos explicara el significado de la liturgia. El sacerdote debe aprovechar cada misa para hacer una catequesis de lo que estamos celebrando. Recordamos el ejemplo de Jaime que siempre decía “que así como el agua se une al vino se unan nuestras vidas a la vida del Señor…” y así explicaba el sentido de poner una gota de agua en el cáliz.

Se repasaron las diferentes propuestas sobre las misas del domingo: una misa de sábado para bachilleres, universitarios y los que quieran asistir de fuera, comprometerse a prepara una misa de domingo en una parroquia para hacer una misa familiar, abrirnos a celebrar una Eucaristía con la Red Ignaciana.

Estos aspectos de la Eucaristía son importantes y deberían estudiarse por el consejo de pastoral. Los curas son los primeros que deberían asumir todo esto puesto que su liderazgo es necesario.

Acordamos que en la siguiente reunión prepararíamos el material de trabajo del día de la asamblea, textos, preguntas, encuestas, etc.

4 de abril de 2010

Feliz Pascua de Resurrección

Quiero aprovechar este Domingo de Resurrección para alegrarnos juntos por la experiencia de Jesús resucitado entre nosotros. A todos los que os habéis interesado por el tema de la Eucaristía en nuestro Grupo os invito a dar un paso más acercándonos al misterio de la presencia de Jesús leyendo un texto.
Se trata de la conferencia que nos dirigió Vicente Pascual en el año 2003 titulada “Haced esto en memoria mía”.
Es un buen momento para valorar esta invitación de Jesús de acercarnos a su mesa y a la vez vivir en el mundo una vida como la suya.

21 de marzo de 2010

Otro ejemplo con el Salmo 139

Cada vez es más frecuente en las Iglesias la utilización de medios audiovisuales para la pastoral. Las pantallas y proyectores son un medio que ayudan a fijar los mensajes mediante imágenes y textos leídos o cantados.
En las iglesias que se construyan a partir de ahora habrá que tener en cuenta la disposición del altar, el atril y la pantalla para que la comunidad pueda ver y oir la Palabra de Dios.
Otro ejemplo que pusimos en la reunión del pasado martes 16 fue un vídeo sobre el Salmo 139 basado en la canción "Creatura habitada" del grupo Ain Karem.

Aquí lo tenéis para que podáis disfrutar de un rato de oración con música.

La importancia de la proclamación de la Palabra

En la reunión del pasado martes 16 comentamos la importancia de las Lecturas en la Eucaristía. No se trata de leer, que a todos nos han enseñado en el colegio, sino de proclamar, que consiste en transmitir el mensaje de Dios. Para ello hay que leer con pausas, entonación, sentimiento y poniéndose en manos de Dios para que su Espíritu transmita el mensaje a través de nosotros.

Pusimos como ejemplo la lectura que hizo la abuela de la princesa Letizia en la boda de su nieta.

Aquí os dejamos el mp3 para que lo podáis escuchar tranquilamente. Se nota que es locutora profesional y que además lee todos los domingos en la misa de su parroquia.


Lectura de Corintios

17 de marzo de 2010

Aportación de Luis María Muñoz-Cobo

1) Estoy muy de acuerdo con tu escrito inicial:la Eucaristía es el acto fundamental de nuestra vida comunitaria y lo tenemos un poco como secundario; caemos en las rutinas.También me parecen importantes las aportaciones publicadas hasta ahora y las apoyo todas menos lo de celebrar los domingos misas del Grupo en Maldonado.
Esto puede contribuir a la endogamia que se observa en el Grupo o , al menos, en algunos sectores, para los que la Iglesia es casi sólo el Grupo.Además puede relajar la tensión en buscar hacer unas Eucaristías mas vivas en los Actos, que es de lo que se trata.No es mala idea , pero tiene estos peligros.

2)Otras aportaciones mías que no he visto escritas en el Blogspot(o que quiero enfatizar).
a)Hay que avisar cada día, al empezar , que se apaguen los móviles;molestan mucho y la gente no se acuerda o no quiere apagarlos.Fernando Pérez me dijo que lo iba a hacer....pero.
b)las admoniciones de entrada deben ser vivas y no muy largas(máx. 3 minutos)Algunas me han parecido peroratas para lucimiento, eso sí perfectamente redactadas.
Pero no animan.
c)Mas que formar un grupo de lectores, abogo porque se inste a los G.Pequeños a que lean los que estén capacitados, dando pautas sobre las formas de entonar etc.
Pero si la misa la prepara un G.P. el lector debería ser del mismo;si no es artificial.
d)Uno de los curas debería dar una charla enfatizando la importancia de la Eucaristía comunitaria y expicando, de nuevo, el sentido de los rezos actitudes, que la componen.
e)A título experimental, haría un acto comenzando por la Eucaristía.A ver cuantos asisten.
f)Evitar la fatal rutina en todo.Menos el Canon, todas las oraciones pueden tener pequeñas variaciones , improvisaciones, etc.que ayuden a centrar la atención y no pensar:esto ya me lo se.
g)Creo que la marcha de los cantos va bien.Hay algunos , de todas formas, que son auténticos trabalenguas cuyas frases apenas se pueden pronunciar en el tiempo que dura la nota.Deberían evitarse aunque las palabras sean bonitas

Creo que es un magnífico tema para la asamblea.Ánimo y gracias por proponerlo.
Un abrazo.
Luis María.

5 de marzo de 2010

Aportación de Gonzalo del Rey

Soy Gonzalo del Rey, de la p100B. Tengo 27 años.

Quiero agradecer las aportaciones anteriores por el fundamento espiritual que han puesto y el clima de agradecimiento, respeto y reflexión que han creado.

Por mi parte, quiero participar de la reflexión sobre...
La asistencia a la eucaristía
Que me parece importante mejorar.
Considero las charlas formativas de los lunes muy interesantes, importantes, muy bien organizadas, muy bien elegidos los temas y los ponentes, así como la frecuencia quincenal. Según mi experiencia actual, no cambiaría nada de la organización de las charlas.

La posibilidad que quiero plantear es quitar las misas de los lunes para tener una misa conjunta de Profesionales Jóvenes y Mayores todos los domingos, por ejemplo a las 20.00, en la sala Pedro Arrupe mientras no dispongamos de otra mejor. Mantendría las de universitarios y de bachilleres en los sábados e independientes como hasta ahora.

En relación a la propuesta de Miguel Ángel de Juan de hacer una misa conjunta de toda la comunidad o abierta a la gente de la parroquia de Maldonado o el Pozo, por ejemplo, creo importante distinguir entre:
1) tener una misa de domingo en los grupos de Profesionales Jóvenes y Mayores, al estilo de las de los sábados de los grupos de Bachilleres y Universitarios
2) tener una misa de domingo conjunta de toda la comunidad
3) hacer una misa abierta a la gente de la parroquia

Sobre el punto 1) Es posible que una misa de domingo, por ejemplo a las 20.00, conjunta de PP Jóvenes y Mayores favorezca la asistencia a la misa y su disfrute más que la misa de los lunes alternos. En ocasiones especiales, al estilo de la misa del Miércoles de Ceniza, la misa del fin de semana podría ser conjunta de toda la comunidad.

Sobre el punto 2) Creo que merece la pena mantener las eucaristías independientes de bachilleres y de universitarios, por cuanto les ayuda a reafirmar su identidad. En este aspecto son los responsables de la pastoral quienes mejor pueden opinar.

Sobre el punto 3) Creo que no nos ayudaría sustituir nuestra misa propia por una abierta a una parroquia, por cuanto desdibujaría los límites que nos definen como una comunidad con identidad propia. Las misas abiertas de las parroquias expresan la vida de la comunidad de esa parroquia, que no es la de nuestra comunidad, aunque seamos hermanos en la Iglesia. Mientras podamos creo que es bueno que podamos celebrar nuestra eucaristía aparte de otras comunidades, como comunidad que somos.

Por último, mi impresión es que ha sido positivo suprimir la preparación de las misas por promociones en Profesionales Jóvenes, haciéndolas más breves, lo que se agradece los lunes a esa hora.

3 de febrero de 2010

Dos nuevas aportaciones complementarias (III)

Aportaciones complementarias de un grupo pequeño y de una pareja, que también tocan nuestro tema de la Eucaristía.

11) Ayer en mi reunión de promoción también comentamos los temas de tu documento y concretamente hablamos ampliamente de la propuesta de hacer una misa los domingos.
Mi grupo pequeño está dispuesto a lanzar y apoyar la idea, y como primer paso queremos plantear la realización de una encuesta para ver si realmente existe esta necesidad. El primer paso que vamos a dar es hablarlo con los sacerdotes, a ver si les parece adecuado empezar a preguntar, y después se lo diríamos a presidentes y organizadores de la asamblea. Creemos que cuanto antes sepamos si la gente está interesada mejor, para comenzar a trabajar en las posibilidades.
Os iré informando de los pasos que damos.

12) Esto es un complemento a la idea de Miguel Ángel de Juan a la que nos adherimos.
Tenemos que buscar formas innovadoras para que la asistencia a los actos del Grupo grande sea mayor. Somos conscientes de los esfuerzos que se están haciendo en este sentido, pero la asamblea puede ser un momento de reflexionar en comunidad y de aportar ideas nuevas.
Un modo de comenzar es el conocer las causas principales por las que bastante gente no asiste. ¿Aburrimiento? ¿Rutina? ¿Encontrarse entre mucha gente a la que no se conoce? ¿Falta de participación?
Conviene estudiar puntos como:
• Lugar apropiado.
• Disposición más adecuada de los asientos ¿Sentados en semicírculo?
• Eucaristías más participadas.
Hay experiencias de otros grupos cristianos en los que estas ceremonias son la base de sus actuaciones y estas son de una gran riqueza. Podemos aprender.

29 de enero de 2010

Aportaciones de la reunión del 27 de Enero

El miércoles 27 tuvimos la reunión en Maldonado para comentar el documento. Estuvimos diez personas entre profesionales jóvenes y mayores (incluyendo a Manolo Matos), todos sensibilizados con el tema de la Eucaristía en el Grupo. Estábamos de acuerdo en que merecía la pena considerar el contenido del documento y aunque determinados puntos ofrecían diferencias de viabilidad práctica, todos se manifestaron con ganas de aportar ideas. Algunos de los comentarios que recogí fueron estos:

- En profesionales jóvenes tenemos el problema de los niños pequeños que nos necesitan en casa. Por ese motivo se ha reducido la duración de la Eucaristía para terminar entre 21:30 y 21:40.
- Los problemas de asistencia a la Eucaristía se repiten en muchos casos pero no provienen de que no se valore la Eucaristía sino de las dificultades personales con el tiempo disponible.
- Estamos de acuerdo en los problemas que existen y lo importante es que trabajemos con las propuestas para que avancemos en su solución.

- La idea de cambiar el orden empezando por la Eucaristía y acabando con la charla resultó muy interesante para todos. También hay personas que llegarán tarde al comienzo, pero de esta manera se facilita la asistencia a la parte más importante.
- La importancia del lugar donde se celebra nos hizo revisar muchas posibilidades, pero la propuesta práctica que salió adelante es la de hablar con al párraco para revisar las salas que hay para ver las posibilidades de reforma que tienen.
- Manolo Matos recordó la existencia de la Capilla Oriental en Claudio Coello que, aunque es pequeña, se podría utilizar para celebrar una misa en días laborables a las 9 de la noche. Podrían asisitir los universitarios que estudien en Diego de León o los que quisieran acercarse hasta allí.

- La propuesta de animar una misa de domingo en Maldonado para que la gente de la comunidad participe ya se hizo durante dos años. Los profesionales jóvenes iban con sus niños el domingo por la mañana a la misa de la parroquia, pero al final se abandonó. No fue una iniciativa mayoritaria porque hubo algunos que ni siquiera nos enteramos de que se estaba haciendo.
- Para poner en marcha la iniciativa de animar una misa de la parroquia deberíamos empezar por una encuesta en la que preguntemos a los miembros de la comunidad si les parece bien, si se animarían a ir, con qué frecuencia, en qué horario, etc.
- Esta misa tendría que estar enfocada a las familias para dar cabida a todos los miembros de la comunidad. Así se podría invitar desde la catequesis hasta los profesionales, pasando por los miembros que han sido bajas pero que siguen yendo a misa los domingos.
- No podemos decir que con ir a misa los lunes en profesionales ya no hace falta que vayamos los domingos. La Eucaristía de los lunes se celebra con la Comunidad, pero la de los domingos se celebra con la comunidad del Mundo, con la Iglesia del Señor.

- La preparación de las misas por las promociones es una fuente de riqueza que debemos conservar pero hay algunas cosas que se pueden mejorar. Muchas veces la preparación consiste en repartirse el trabajo: tú preparas la introducción, yo las peticiones y Fulano la acción de gracias. De esta manera no hay una unidad en lo que se hace.
- Las personas que se eligen para leer no son las más adecuadas, aunque si se preparan las lecturas en oración antes de la misa, se puede facilitar mucho la transmisión del Espíritu con la proclamación de la Palabra.
- Podríamos tener un equipo permanente de liturgia que diera instrucciones a las promociones, ayudara con la preparación de los lectores, pusiera en marcha ideas concretas para la participación en la Eucaristía. Con cuatro personas dedicadas durante el año a este tema daríamos un gran avance.
- Incluso podríamos tener un equipo de lectores "especializados". Igual que hay un equipo de músicos puede haber un equipo de lectores. Aunque en esta idea no estábamos todos de acuerdo por igual.

- Sobre la animación de la Eucaristía con cantos se recordó la importancia de que el coro forme parte de la comunidad estando en la parte de delante. Hay que dirigir los cantos de cara al pueblo para animar a todos a cantar.
- Los cantos nuevos hay que ir introduciéndolos con los ensayos porque cuesta trabajo aprenderlos. Pero todos queremos que siga renovándose el cantoral. No podemos seguir cantando los mismos cantos para siempre.
- Y algunos cantos, con un ritmo especial, podrían llevarnos a participar también con el cuerpo. No solo dando palmas sino también con la danza litúrgica. Podemos adorar a Dios con nuestro cuerpo.

- La última propuesta fue la de aprovechar la Eucaristía de esta asamblea para presentar estas ideas en la práctica. Preparar a los lectores para que transmitan la Palabra, arreglar el local para que podamos "reunirnos en torno al altar", hacer aportaciones más cortas y espontáneas en lugar de leer introducciones de dos folios, etc...

Más aportaciones que han llegado (II)

Sigo publicando aportaciones que van llegando, aparte de los comentarios que publicáis directamente al final del documento.

8) A mi me parece que el acto, en su conjunto, es muy largo, acaba muy tarde. Como no se puede empezar antes, se podría: o acortar la charla y suprimir el entreacto, o tener sólo la charla y dejar la Misa para otro día. Se podría tener una Misa un domingo al mes, para todos.
Por otro lado, también se podría tener el acto una vez al mes, en lugar de cada 15 días, ya que la mitad de las charlas, a estas alturas, resultan repetitivas y no compensan los esfuerzos económicos y físicos que hace el Grupo y sus miembros para escucharlas.
Bueno, lo que decidáis está bien.

9) Aunque ayer no fuí a la reunión, desde que recibí tu escrito sobre la Eucaristía estoy queriendo ponerte unas líneas al respecto.

Lo primero agradecertelo. Y después decirte que a mí también me gustaría, por lo importante que es, que se tratara en la Asamblea, tal y como tú propones.
Muchas gracias por movernos a reflexionar sobre ello.

10) Gracias por remitirnos el documento sobre la Eucaristía. Es muy importante lo que en él propones, pero creo que parte de una premisa de la que no estoy seguro y es qué entendemos en el Grupo en profundidad lo que la Eucaristía es y que, en consecuencia, la amamos y la consideramos el centro de la vida comunitaria. Quizás deberíamos empezar por hacer cierta esa afirmación y dedicar parte de nuestros actos a profundizar en la Eucaristía, incluso considerarla como una tarea prioritaria. Puede que haya apatía y rutina “eucarística” y si ello es así habría que abordarlo.
Un fuerte abrazo

24 de enero de 2010

Algunas aportaciones que me han llegado (I)

Voy a publicar algunos comentarios que me habéis hecho llegar por correo electrónico. Como no los habéis enviado al blog no voy a poner los nombres de los que los habéis escrito.

1) Querido Miguel Angel: Tras de leer tu escrito, me parece que la idea que propones es fundamental para nuestra Comunidad, y hay propuestas muy muy interesantes e importantes, pues como dice Chércoles tal vez en esto “nos estamos jugando todo”.

2) Me alegro mucho que se trate este tema en la asamblea.
La Eucaristía no ha de ser sólo el centro de la vida de la comunidad sino el centro de la vida de fe cada miembro. Para ello es esencial celebrarla a menudo, muy a menudo. Mi experiencia es que cuanto más consciente eres del regalo que Dios nos da.
Entre las obligaciones del Grupo no figura la asistencia a la misa dominical pues se da por supuesto, pero creo que se debería hacer más hincapié en ello; y además animar a la asistencia entre semana, que suelen ser misas mucho más reposadas que las de los domingos.
Conocer la liturgia y utilizar un misal ayuda mucho a saborear la celebración. Se podrían repartir misales junto con los libros de canto y enseñar a usarlo.

3) Conseguir que la Eucaristía sea el centro de la Comunidad. Sería necesario que la expresión “centro” que es una palabra figurada, se explicitase en tareas y no sólo en lo que parece un sentimiento.
P. ej. incluye los conceptos a interiorizar:
- Jesús como modelo de hombre e incorporado al ser de Dios es nuestra referencia de vida, de esperanza. La reunión de los hermanos en fraternidad, en amor mutuo, es el ejercicio del mandato de Jesús. Luego lo incluyes en el fundamento.
- Las palabras de Jesús son una manifestación de cariño y despedida así como un testigo de continuidad de la misión para los cristianos cuando él se vaya, que sería inmediato.
- Vivid esta actitud como recuerdo y como misión.
Y así otras acepciones.

4) El centro de nuestra relación con Jesús empieza en la Eucaristía. Empieza realmente en la oración, en la práctica de entrega y en el servicio. Todo ello aparece en textos o símbolos en el ritual que es un resumen celebrado en común de nuestras creencias.

5) Lo más importante de reunirnos en comunidad es poder compartir la Eucaristía. La Eucaristía pone nuestra sesión de relación en grupo con el pilar de sentido fundamental de nuestra adscripción cristiana que es Jesús. Pero ambos aspectos se complementan. Lo que quieres enfatizar de que ambas participaciones son necesarias y hay que ser consecuentes con la participación en ambas si me parece destacable.

6) Proclamación de la Palabra. Me recuerda lo que pasó en Nazaret cuando Jesús lee el texto de Isaías y la gente se queda atónita de su autoridad. Yo creo que no podemos hacer que en el Grupo se exija prueba de santidad para los lectores, pero me parece bien que se enfatice que el lector debe prepararse en oración.

7) Para mí el centro de mi relación con Jesús, es mi oración personal ante Él, donde actualizo mi confianza en el Dios de Jesús, en la vida y en mí mismo. En la Eucaristía celebro y doy gracias por ésta

12 de enero de 2010

La Eucaristía el centro de la Comunidad

1.- Introducción.
Me gustaría que en la Asamblea 2010 se dedicara un espacio de reflexión y toma de decisión sobre los pasos que deberíamos dar para acercarnos más a conseguir que la Eucaristía sea el centro de la Comunidad. Por este motivo he escrito este documento que pueda servir para que un grupo de trabajo lo desarrolle durante la Asamblea y nos impulse en esa dirección en los siguientes años. Solo es un punto de partida y cada persona del Grupo tendrá ideas distintas para aportar, pero la importancia de la Eucaristía es universal en los seguidores de Jesús y tenemos que dedicarle nuestra atención.

2.- Fundamento espiritual
“Cuando dos o más se reúnan en mi nombre yo estaré con ellos”. La presencia de Jesús en la Comunidad es una realidad que nos dijo con sus propias palabras. Y todas nuestras reuniones son una muestra de que es así, pero la presencia en la forma eucarística es mucho más tangible que una simple idea. Es el cuerpo de Jesús que todos compartimos.
A partir de este hecho central se ha desarrollado la Iglesia y se han establecido distintas comunidades, parroquias, movimientos, etc. Lo que nos une no es la presencia en los actos sino la presencia en las misas. La Comunidad no busca que seamos más amigos, que nos conozcamos más o que aprendamos mejor el evangelio, busca la Fraternidad, que seamos más hermanos y nos amemos como Él nos amó.
El centro de nuestra relación con Jesús empieza en la Eucaristía y a partir de ahí se desarrollan otras actividades como los actos, las reuniones de promoción, etc. Si de verdad creemos que lo más importante de pertenecer a una comunidad es que nos unimos a Jesús en ella, eso dará un sentido a nuestras actividades que no tendrían de otra manera.
Si tenemos problemas para asistir a un acto hacemos el esfuerzo en función del tema de que se trate. Si nos interesa mucho, conseguimos ir aunque sea tarde y aunque tengamos que escaparnos de la misa. Pero no nos damos cuenta de que lo más importante de reunirnos en comunidad es poder compartir la Eucaristía, y el tema, la charla y el conferenciante son secundarios.

3.- Análisis de la situación actual. Problemas y deficiencias.
3.1 Faltas de asistencia. En todos los grupos se ve que hay personas que no se quedan a celebrar la Eucaristía en la Comunidad. En las misas del Envío y de Fin de curso hay muy baja asistencia. Hay un sentimiento de que lo importante es la reunión porque se trata de un tema concreto mientras que la Eucaristía es la misma de siempre y si faltas una vez no te pierdes nada.
En los bachilleres es un tema recurrente y tratamos de que se comprometan desde el primer día a no escaparse de la misa. En Universitarios también se recuerda el tema, pero ya en Profesionales se asume que somos “responsables” y que si faltamos a la misa será por algo “importante”.
3.2 Lugar de celebración. En toda la historia del Grupo hemos tenido siempre la mala suerte de no tener un lugar adecuado para la celebración comunitaria de la Eucaristía. El salón Borja de los Universitarios es el escenario de un teatro, la sala Pedro Arrupe de profesionales está pensada como sala de conferencias. El Aula Magna, como su propio nombre indica, está más cerca de una universidad decimonónica que de una capilla.
Con lo importante que resulta una decoración adecuada (nada de cuadros tétricos), una disposición cómoda de los asientos para podernos sentar “alrededor del altar”, unas separaciones entre bancos que nos permitan levantarnos a comulgar, o a darnos la paz, o a escuchar el Evangelio. La historia de la liturgia en el Grupo está condicionada porque no podíamos levantarnos a comulgar y por eso nos pasamos el copón unos a otros…
En ejercicios hemos conseguido muchas veces preparar la capilla para hacerla más agradable y “comunitaria”. En las pascuas de Universitarios se pone mucho interés en decorar y ambientar la capilla para que el ambiente ayude a la comunión. Pero en nuestras misas durante el curso hace mucho que hemos dejado por imposible resolver el problema de las salas y nos limitamos a preparar el altar, que está bien pero resulta insuficiente.
3.3 Proclamación de la palabra. Es muy bueno que todas las personas se involucren de manera periódica en la preparación de alguna eucaristía. Todos tenemos que colaborar y hacer la misa más cercana, pero cada uno según sus capacidades.
No se trata de “leer un texto en público” que casi todos podemos hacerlo, sino de “proclamar la Palabra de Dios” que es algo muy distinto. Todos hemos tenido la experiencia de escuchar a alguna persona que nos hace vivir la narración de lo que lee. Nos mira a los ojos para transmitir lo que siente, hace inflexiones con la voz para expresar el sentido del texto, se acerca o aleja del micrófono para poder dar gritos o susurrar y, sobre todo, está viviendo él mismo la experiencia de Dios y la transmite.
Pero en nuestro Grupo predomina aquello de que todo el mundo tiene que leer sin prestar atención a la importancia de “proclamar la Palabra”. Y también hemos tenido la experiencia de perder el hilo del que está leyendo, de no oír bien, de estar haciendo un esfuerzo para que los tropiezos no nos distraigan. Y es una pena.
3.4 La música refuerza la oración. No se trata de buscar la excelencia musical sino de conseguir la participación masiva en los cantos. Todos podemos disfrutar, cada uno con nuestro nivel, cantando una canción. Y dentro de la Eucaristía tiene un sentido especial.
La experiencia de estar unidos en Comunidad se nota mucho más cuando todos juntos cantamos al Señor. En esos momentos “El ritmo te lleva, la melodía te llena el corazón y la letra te pone en contacto con Dios”.
Y también es importante “cantar al Señor un cántico nuevo”. Hay que seguir renovando el cantoral porque las personas evolucionamos, los más jóvenes van trayendo nuevos estilos y los cantos que se repiten mucho acaban “quemándose” y ya no nos ayudan con la oración.
Los mayores somos propensos a seguir cantando las canciones de cuando éramos jóvenes, pero la renovación de los cantos es necesaria para que la música en la Eucaristía sea una fuente viva de oración.

4.- Ideas y acciones propuestas
Para devolver la Eucaristía al centro de la Comunidad tenemos que empezar por caer en la cuenta de que debe ser así. Si en la Asamblea todos vivimos esta necesidad de ponerla en el centro se nos empezarán a ocurrir ideas para que podamos unirnos más a Jesús y ayudar a los más despegados a vivir la fraternidad de la Comunión.
Por ejemplo podíamos hablar con el párroco de S. Fco. de Borja para revisar las salas que hay y las posibilidades de reforma que tienen.
Podemos asumir la responsabilidad de organizar una misa de Domingo que esté abierta a toda la comunidad y a la gente de la parroquia, (en Maldonado, en el Pozo o donde sea)
Podemos formar un grupo de encargados de “proclamar la Palabra” que tengan esa capacidad y que se eduquen en la voz y en la declamación.
Podemos cambiar el horario en profesionales, empezando por la misa como en universitarios. Tal vez de esa manera ya no habrá gente que vaya a las conferencias y se pierda las misas.
Podemos tener más a menudo una “Eucaristía larga” como la del miércoles de ceniza en la que la única reunión es la Eucaristía integrando dentro de ella la conferencia, tema o actividad que se quiera tratar.
Podemos …
dedicar un tiempo de la Asamblea a recoger ideas…

Un abrazo
Miguel A. de Juan Cebrián